sábado, 8 de diciembre de 2012

La Inmaculada Concepción


Sí, nuestro Señor es Rey. ¡Él se ha vestido a Sí Mismo en el esplendor de Sus almas devotas!


Conocí a Vassula Ryden, hace algunos años en Madrid, posteriormente la volví a ver en Sabiñánigo. Pienso que se trata de una mística auténtica y sincera; es el mismo Señor quién le habla. Los mensajes expuestos en su obra “La Verdadera Vida en Dios” está llena de auténticos tesoros.
De alguna manera el carisma de Vassula es mostrar la pureza de la revelación holística de Dios. Nada debe ser quitado de la Revelación, ni nada debe de ser agregado a la Revelación. No debe de haber condescendencia al mundo y a la civilización relativista de nuestro tiempo, la cual penetra incluso, dentro de la Iglesia.  
La Iglesia, junto con el Papa y bajo el Papa, como la cabeza visible de la Iglesia y el Vicario de Jesucristo, transmite las enseñanzas salvadoras de Cristo. Eso es lo que Jesús nos está diciendo a través de Vassula, aunque ella deja muy claro que ella pertenece a la Iglesia Griega Ortodoxa. De esta manera, ella muestra el camino al verdadero ecumenismo  y que nos invita, insistentemente, a la reconciliación de toda la Iglesia, que es una en el Corazón de Dios, pero está dividida con y por los discípulos de Cristo. Se pide una muestra de celebrar juntos, el mismo día, la Pascua del Señor. Y se advierte que si cumplimos este pequeño paso, el Señor hará el resto.
Aprovechando la fiesta de la Inmaculada Concepción adjunto un mensaje a propósito.



CORRED HACIA VUESTRA MADRE BENDITA
3.04.1996 
"Yo os doy Mi lámpara, para que la pongáis sobre un candelero y no debajo de la cama." 



-Mi Vassula, Mi pequeña discípula de este fin de los tiempos, Yo voy a dictarte ahora un discurso celestial sobre el Corazón de Mi Madre... Como ya te he dicho previamente, el Corazón de Mi Madre y el Mío están tan unidos que se convierten en Uno. La Virgen de las vírgenes, la Santísima, ahora en el Cielo para siempre, Mi Madre, continúa siendo proclamada en el Cielo como: Mi Madre. 1 . Cuando Yo, Dios, descendí para ser concebido por el Espíritu Santo y nacer de la Virgen María, ¡Yo vine a Mi cielo! Yo descendí de un cielo a otro, Yo dejé un trono para sentarme en el otro. Como la lámpara brillando en el Sagrario, Yo encontré Su Corazón brillando por dentro y por fuera. Yo he sido acogido en este Paraíso para ser glorificado. Lo que se había perdido 2 y profanado por Eva fue ganado 3 y santificado por la Virgen María a través de Su obediencia y humildad perfectas. Y por medio de esta Mujer, Mi Reino en la tierra vendrá una vez más. Mi Reino en la tierra será fundado en cada corazón. Otra vez será derramado sobre vosotros Mi Espíritu, tan pródigamente, que esta aridez de ahora quedará transformada en una tierra fértil. 

                                           


Se había dicho que al final de los tiempos, Nuestros Dos Corazones harían surgir apóstoles, y serían llamados: apóstoles del fin de los tiempos. Éstos serían instruidos por la Reina del Cielo y por Mí Mismo, para ir a cada nación a proclamar sin miedo la Palabra de Dios. Incluso cuando fueran empapados en sangre, por los sañudos ataques del Enemigo, no se derrumbarán, su lengua traspasará los enemigos de Mi Iglesia, como una espada de doble filo, al exponer sus herejías. Nunca vacilarán, ni conocerán el miedo, porque Yo los proveeré con un espíritu de valentía. El azote destructor no los alcanzará. No dejarán una piedra sin remover. Perseguirán a los pecadores, a los predicadores altivos, a los grandes y a los orgullosos, a los hipócritas, a los traidores de Mi Iglesia. Los perseguirán con Mi Cruz en una mano y el rosario en la otra. Y Nosotros estaremos a su lado. Destrozarán las herejías y construirán en su lugar fidelidad y verdad. Ellos serán el antídoto contra el veneno, porque brotarán, como capullos, del Corazón Real de María 4 

                                            

Estos apóstoles del fin de los tiempos, pedirán ayuda a Dios, su Padre, y Dios, Su Padre, acudirá a su espíritu. Invocarán a María, su Madre Bendita y Mi Madre Bendita los visitará para que se conviertan en testigos del Altísimo. Y el Espíritu Santo les dará un espíritu de celo para estar preparados para Dios, para estar preparados para esta Batalla. Ese día, la soberbia corona de los poderes del mal será pisoteada bajo los pies de la Mujer vestida de sol, y por todos Sus hijos. La segunda Eva a la que Yo he dado suficiente poder para derribar a Satanás y su imperio, aplastará su cabeza con Su talón. Esta enemistad no se da solamente entre la Reina del cielo y Satanás, sino que también se da entre Sus hijos, cuyo imperio está en Su Corazón, y los hijos del Diablo, que han construido sus reinos en él y por medio de él, y que son en vuestros días vuestros mayores perseguidores. Muchos de éstos son adoradores de la Bestia, los eruditos y filósofos de vuestros tiempos... Yo, en Mi Santidad Trinitaria, escogí a esta humilde Virgen para convertirse, en Sus virtudes y gracias perfectas, en la Mujer que retaría, por Sus virtudes y gracias, al reino entero de Lucifer, que constantemente monta en cólera y que tiembla de miedo al oír Su Nombre. Yo os digo, la grandeza, el poder y el resplandor de Su Nombre no es menor que la altura del cielo sobre la tierra. 

                                      


Que todos los que viven en la tierra hagan reverencia ante el Corazón de la Reina. Ella nunca ha cesado de proteger a Sus hijos de las emboscadas del Maligno, quien, en vuestros tiempos, se ha 5 lanzado abiertamente a dar batalla a Mi Sagrado Corazón, y contra todo el ejército de Mis Santos. Pero pronto, el imperio del Diablo será derribado y su soberanía será extirpada por la poderosa Mano de María 6 .

En verdad Yo os digo: no hay nadie en la tierra ni en el Cielo, ni en los poderes angélicos, a quien haya sido dada una autoridad tan grande y poder sobre todos, como a vuestra Madre Bendita, después de Mi Poder y de Mi Autoridad, pues Yo soy el Alfa y el Omega, el Primero y el Último, y el Único que es, que fue, y que ha de venir. Yo Me basto a Mí Mismo como ya sabéis pero es a través del Corazón Virginal de María que comenzó Mi plan Redentor, y será de nuevo a través de este Corazón Santo que Yo completaré Mi plan de Salvación. Así que honra Su Corazón, tú que montas en cólera al sonido de Su Nombre, y comprende que Ella es la Alegría de Mi Sagrado Corazónla Alegría de Mi corte celestial. Sus pensamientos, desde el día de su Concepción, estaban siempre en unión con Mis pensamientos. Su Corazón, en sumisión total a la Voluntad de Mi Padre, era una oración incesante, un incesante himno de amor. Una adoración a Mí, vuestro Dios trino, pero Uno en la unidad de esencia. 

                                                  

Hoy, en este fin de los tiempos, en que la batalla se está enfureciendo contra Nuestros Dos Corazones 7 , y contra Nuestros hijos que dan testimonio de la Verdad, Yo os digo: corred hacia vuestra Madre Bendita que, como una gallina que esconde sus polluelos bajo sus alas, os esconderá también bajo Su Manto. ¡Ah... pero cuántos de vosotros habéis perecido incluso antes de que nacierais, con todas las prohibiciones de las devociones a su corazón virginal que una vez tuvisteis! Todo a causa de vuestras doctrinas humanas y vuestros reglamentos racionalistas; habéis regulado vuestro corazón y vuestra vida de acuerdo con esta vida mundana. ¡Oh esclavos del Pecado! ¡Esclavos del dinero! ¡Esclavos de Satanás! ¡Consideraos a vosotros mismos muertos y putrefactos! Bien entonces, vuestro tiempo de lujuria ya casi está acabado ahora. ¿No habéis oído que el Esplendor de la Aurora 8 va a reinar y brillar en cada corazón que ha sido consagrado a Nuestros Dos Divinos Corazones, de los cuales obtendrán divinización?

        
                                   


 Esa divinización que la raza humana perdió en su caída... desde que el pecado entró en el mundo por medio de un hombre, y, a través del pecado, la muerte. Sin embargo, Mi plan de Redención tenía que ser trazado por el Corazón Corredentor de María, la segunda Eva, perfeccionada a Imagen de Dios, para que Yo, el Nuevo Adán, encontrase Mi Paraíso en Su Inmaculado Corazón. ¿Escucharé de ti, generación: "Mi corazón está preparado, Señor, para aprender a amar y honrar el tabernáculo que llevó a Tu Sagrado Corazón? Es verdad que desde el seno he andado descarriado, he estado en el error desde mi nacimiento. Como Esaú he estado alejándome de mi Madre para mirar por mis intereses y obtenerlos saqueando a otros. He estado dependiendo de mi propia fuerza, odié a mi hermano que, contrario a mi corazón, meditaba en cómo contentar el Corazón de nuestra Madre y permanecía cerca de Ella, recibiendo sus Gracias en abundancia. Yo no he sido como Jacob y sus descendientes. Señor, mi corazón está preparado para aprender y amar con honor al Santuario del Santuario Santísimo, para que ningún engaño entre más en mi espíritu siempre tan rencoroso, que, como Caín, acosó a su hermano y finalmente lo mató. 

                                  



Yo dejaré de perseguir a aquellos que pertenecen a Su Corazón Inmaculado, y en cambio me volveré hacia la Virgen de las vírgenes y me convertiré en otro pequeño Jacob, para que en Su Gracia Ella derrame de Su Virginal e Inmaculado Corazón sobre mí abundantes gracias, para que mi alma, una vez Suya, festeje Sus riquezas, haciendo de mi corazón un ornamento de belleza en el Ornamento de Belleza. Permite que mi corazón, Señor, desee y anhele contemplar por dentro Tu Santuario9 para ver Tu Poder y Autoridad, contemplar el Tesoro del Santuario y festejar más ricamente. No permitas que mi alma, nunca más, Señor, baje, debajo de la tierra, como Caín o Esaú, sino eleva mi alma a Su Santísimo Corazón, para convertirme en un heredero también, al recibir como Jacob bendiciones celestiales. 10 

                                             


 
Ven, deja que tus pensamientos estén en cosas celestiales ahora, para que seas capaz de comprender lo que la Sabiduría te está escondiendo. Para esto necesitas humillación de sí mismo y arrepentimiento. El misterio que ha sido escondido durante generaciones está siendo ahora revelado a vosotros. Vuestra esperanza de salvación está al alcance de vuestra mano. 

                                 

¿No habéis notado cómo en este fin de los tiempos, la Reina de la Paz está pasando sobre la tierra, escoltada por Mis Ángeles? ¿No habéis notado cómo Su Inmaculado Corazón está proclamando Mi Palabra a todos vosotros y preparando Mi Reino? ¿No habéis notado cómo el Corazón de vuestra Madre Bendita está instruyendo a Sus hijos y formándolos Corazón-a-corazón para que todo el mundo esté preparado para Mi Reino? ¿No habéis notado cómo, desde Su Tesoro, Ella está perfeccionándoos en Su Corazón para Mí? Yo he dado a la Reina del Cielo y de la tierra, todas las joyas de la Sabiduría en Su Corazón, y desde este tesoro Ella da abundantemente Sus gracias para sacaros fuera del poder de la oscuridad y hacer de vosotros grandes santos y apóstoles, y grandes guerreros para alistaros con Ella en esta gran batalla de vuestros tiempos. Con Su amor Maternal, la Reina del Cielo busca todas las vías para obtener vuestra libertad para que ganéis el Cielo. Ella os instruye y os recuerda que también vosotros sois Su hijo, perteneciendo por gracia a la casa imperial de los Santos en el Cielo y que Ella ha reservado también para vosotros un trono entre los Santos. 


                                      
 Vassula Ryden y Conchita Gonzalez en Garabandal

No hay nada que Yo no pueda hacer por la Delicia-de-Mi-Corazón 

11 , porque desde el principio no había nada en Ella que viese las cosas de manera diferente a como Mi Padre, Yo, y el Espíritu Santo las veríamos. Nuestra 12 Voluntad estaba en perfecta unión con Su voluntad. Sus deseos eran Nuestros deseos, pues Yo Soy el Corazón de Su Corazón, el Alma de Su Alma, el Espíritu de Su Espíritu. ¿No has oído de Nuestra Unidad en Corazón, Alma y Espíritu? Mi estado en la tierra, como Hombre-Dios, fue divino, aunque fui obediente, viviendo bajo la autoridad de Mi Madre y Mi Padre Adoptivo. Me vacié a Mi Mismo para asumir la condición de un esclavo, aceptando la muerte. 

                                                 

Y tú, generación, ¿no has entendido todavía que la verdadera Vid echa Sus raíces en la Viña 
13 de Mi Padre? ¿Y que la Esposa del Espíritu Santo, la Ciudad de Dios14 , la Tierra Prometida, es también tu Madre a la que debes honor?

Ah, generación, ¿cómo ha podido tomar tu corazón una senda engañosa para abstenerse de Su intercesión? ¿No has leído "el Señor Dios le dará el trono de su antepasado David? 
15 . La Reina del cielo y tierra también es Mi Trono. Ella es el Trono de tu Rey, que se hizo carne de la estirpe de David...

El Señor tu Dios "gobernará sobre la Casa de Jacob por siempre jamás y Su Reino no tendrá fin" 
16 . Los Jacob de hoy son Sus hijos, los apóstoles de los últimos tiempos, y los grandes Santos que son suscitados y formados por medio del Corazón de Mi Madre, para que sean un solo corazón con Nosotros por siempre jamás, pues Mi Reino no tendrá fin en sus corazones. Sed uno. 



1 Título de: "Madre de Dios", "Theotokos"
2 Eva perdió la entrada en el Paraíso para ella misma y para todos sus hijos
3 María ganó su entrada al Paraíso y para todos Sus hijos por la Redención y el Sacrificio de Jesús
4 Jesús quiere decir que María los formará
5 el Maligno
6 Mensaje de Fátima: "Al final Mi Corazón triunfará"
7 Alusión a Ap 11: "los Dos Testigos"
8 Jesús se refiere a Su Reino por llegar
9 El Corazón de María
10 Todo esto fue como una confesión dada a nosotros por Jesús para que la digamos
11 María, nuestra Madre Bendita
12 la Santísima Trinidad
13 nuestra Madre Bendita
14 nuestra Madre Bendita
15 Lc 1,32
16 Lc 1,33 

jueves, 1 de noviembre de 2012

Los 42 triángulos del Sri-Yantra


El yantra es una palabra para la que no hay equivalente en castellano, podría traducirse por cosmograma.   El yantra es un núcleo de lo visible y cog­noscible, un diagrama interrelacionado de líneas por medio del cual se concentran las energías visualizadas. Todo este tipo de arte aporta formas relativamente «toscas» que evocan las formas «sutiles» de las imágenes mentales, y son completamente inconfundibles.   Ésta es una de las formas que sirven para hacer funcionar el mecanis­mo psicocósmico, y constituye también uno de los aspectos del arte Tantra que más gusta a la gente que se siente decepcionada con el huero conceptualismo de buena parte del arte moderno.

Se pueden elaborar yantras con muchos materiales distintos. El cuerpo humano mismo pasa frecuentemente por ser «el mejor yantra posible». Pero se pue­den hacer yantras artísticos en el suelo, con pastas o polvos de colores, delante del sadhaka sentado; se pueden dibujar o pintar sobre papel con el fin de conservarlos permanentemente y usarlos una y otra vez, o bien hacerlos de nuevo cada vez que hagan falta. De forma permanen­te se pueden hacer con muchas sustancias; la más importante de las cuales es el cristal de roca, que tiene su propio simbolismo, y cuya clara sustancia incolora, que puede tallarse de manera que concentre la luz en su ápice, constituye un excelente emblema de la sustancia omni­inclusiva de la realidad fundamental; de la misma manera que la luz incolora contiene todos los colores posibles de la luz, el cristal puede servir a modo de analogía de la sustancia en la que están contenidas todas las sustancias.


     Los yantras diagramáticos suelen centrarse en un solo punto, el pun­to en que va recogiéndose gradualmente la concentración meditativa. La concentración en un solo punto es requisito indispensable para cualquier sadhaka que desee llegar siquiera a comenzar a hacer progre­sos.  
 En la práctica sólo los sadhakas muy avanzados llegan a captar las verdaderas formas implícitas en el yantra y el mantra, y ésta es la razón de que la mayor parte de los occidentales normales no consigan captarlos intelectualmente; incluso en la India, la verdadera na­turaleza del yantra suele ser mantenida en secreto, y ese secreto sólo se puede indicar verbalmente entre sadhakas, y jamás se escribe.
Hay, sin embargo, ciertas cosas que pueden ser explicadas. En pri­mer lugar, es evidente que cuesta mucho tiempo y esfuerzo elaborar el contenido de las imágenes almacenadas en cualquier complejo yantra­mantra. Las realidades a que se alude en esquemas condensados de visión y sonido sólo pueden llegar fácilmente a la mente después de larga práctica.    

 En torno del perímetro hay un diseño cuadrado de «puertas» de reingreso. Este diseño representa el «cerco» en cuyo interior está encerrado el ser meditativo los circuitos sucesivos que hay en su interior representan «vainas» o fases sucesivas de intimidad, mientras los múltiples pétalos o triángulos exteriores están ocupados por formas « más toscas» de energía, que son absorbidas y progresivamente concentradas en los circuitos interiores menos proliferantes. El centro es el punto don­de se concentran finalmente todas las irradiantes energías originarias, co­mo «Om» o «Klim». Las identidades-mantra de todos los circuitos bási­cos pueden aparecer también en forma antropomórfica, como devatas.


 En el gran Sri Yantra, el más importante de todos los yantras tántri­cos, cada uno de los triángulos exteriores está ocupado por los devatas que representan el ser-energía subdividido de la Diosa.
Estas Nityas («seres eternos») o Mahavidyas («grandes sabidurías») pueden ser representadas en forma humana.   Cada una de estas diosas menores puede tener también su propio yantra. Algunos de los yantras menores son seg­mentos evidentes del omniabarcante Sri Yantra.

Las 13 esferas de un empaquetamiento espacial perfecto y 42 esferas que así mismo empaquetan a esas germinales

Aunque, naturalmente, el yantra tiene el doble aspecto tántrico típi­co, el Sri Yantra queda mejor explicado desde el punto de vista de la Génesis. En la meditación se usa en dirección revertida, lo que sirve para encauzar, desde el borde exterior hasta el «punto» final, todas las constataciones de energía cósmica del sadhaka. Pero como este gran yantra constituye la imagen misma del proceso de creación, metafísi­camente sexual, penetrarlo equivale a intuir toda la idea metafísica tán­trica subyacente. La descripción que damos a continuación se basa en la que ofrece el Kamakalavilasa, traducido como apéndice y que tomada junto con el diagrama Sankhya   equivale a una «definición» de la Diosa.


El punto, o bindu, del centro indica el invisible primer principio, el semen autoengendrado de ser y conciencia, que en términos estrictos, nunca puede ser ni visible ni imaginable. Del lado del hombre, este punto es el punto de la disolución final, pero del lado de la creación su primer acto de proyección consiste en escindirse a sí mismo en macho y hembra; éstos son el punto visible y el mínimo triángulo abarcante que apunta hacia abajo. Como dice el antiguo y sacratísimo Brihadara­nyaka Upanishads (hacia el año mil antes de Cristo): «Él estaba solo: no gozaba: uno solo no goza: deseaba un segundo, y se hizo como un hombre y una mujer fuertemente abrazados. Él transformó en dos su propio ser. De donde surgieron marido y mujer». Y, más adelante: «Él deseaba, que exista mi esposa: sea yo engendrado como muchos: posea yo cosas: ejecute yo actos: éste era su deseo». El tiempo pasado que aquí se usa no implica prioridad temporal, sino prioridad ontoló­gica o existencial. Para el tantrica, la creación es un acto continuo, de modo que la forma que adopta el deseo (Kama) es la forma de su identidad móvil femenina transformando el mundo, para su goce, en Deleite, Conciencia y, naturalmente, Ser. El punto considerado como primer acto suyo de movimiento dibuja el triángulo que es la forma originaria del yoni (vulva) generativo de la Diosa, el primer acto de expansión de espacio y tiempo, una trinidad que puede ser contempla­da de otra forma en el icono de Chinnamasta.


Por consiguiente, hay «en existencia», en la primera fase de la evo­lución creativa, un punto en el interior de un triángulo que apunta hacia abajo. La fase siguiente consiste en que esta pareja engendre cua­tro pares de triángulos, cada uno de los cuales tiene un triángulo que apunta hacia abajo por ser hembra. El par más interior muestra a veces en su interior un pun­to dentro de un círculo que representa el yantra de Bhuvanesvari, que  es el segundo de los Mahavidyas hindúes. Todos ellos representan el «avance» o expansión de la energía-luz nuclear desde el interior del primer triángulo, el «destello» y su «reflejo desarrollado» (que, en sánscrito, se llaman, respectivamente, Prakasa y Vimarsa). La interre­lación de los cinco triángulos femeninos originarios y los cuatro trián­gulos masculinos originarios genera los circuitos de otros triángulos en los que emerge conjuntamente la gama de formas variadas de con­ciencia y creación para componer el conjunto del mundo móvil, así como también su historia en el tiempo, de alguna representados por esos 42 triángulos que emergen de la matriz universal. 


La danza de la energía lumino­sa se representa en ciertos santuarios en iconos cuyos rasgos esenciales se pueden captar visualmente en fotografías modernas de partículas en cámaras de ionización. Es característico del pensamiento artístico in­dio, sin embargo, expresar esquemas temporales por medio de un sis­tema cerrado de cercados estilizados en colores planos. La tradición china, por ejemplo, expresando su propio concepto del movimiento creativo en el tiempo y el espacio, el Tao, subrayaba el tejido del mun­do en forma de un cambio en interminable desarrollo que nunca se repite. En el contexto tántrico, sin embargo, no hay que olvidar que la fuerza motriz que subyace a todo este proceso es un deseo trascenden­tal que justifica el sentido sexual implícito. El deseo crea su objeto de la misma manera que el deseo cósmico creó al mundo. El deseo multi­plicado crea muchos objetos. Retirado y concentrado en el Vacío de la Realidad Final, se transforma en un esplendor interior especial que sólo los tantricas conocen.

sábado, 27 de octubre de 2012

EL DESENGAÑO ES POSITIVO

Conversación con BASILI GIRBAU ermitaño de Montserrat.

Una hora escasa de camino separa la ermita de Santa Creu del Monasterio de Montserrat, que podemos ver claramente a nuestros pies, igual que distinguimos los puntitos de color que son los escaladores ascendiendo por la pared de la montaña. Abajo, muy lejos, el mundo, sus brillos y sus sombras. La ermita es una de tantas cuevas que horadan suavemente la montaña sagrada. Está cerrada con una cristalera, habilitando un reducido espacio que contiene una cama, una mesa, dos sillas, un hornillo de gas, una estantería con libros, una cruz, un par de retratos de Ramana Maharshi (Sabio hindú de este siglo) y un altar. Suficiente para el padre Basili, "El ermitaño de Montserrat", que lleva quince años viviendo como Blanquerna, levantándose al alba, rezando y meditando, después de haber recorrido medio mundo como Ramon Llull. El padre Basil, de 66 años, luenga y poblada barba, un erudito conocedor de lenguas tan dispares como el árabe, el alemán o el hebreo, es en la actualidad el único habitante de las doce ermitas que hay en Montserrat.




- A fines del siglo XX, en una sociedad volcada al consumismo, ¿es posible vivir ascéticamente, como un ermitaño?


- Para el hombre que quiere hacerlo todo es posible con la ayuda de Dios. Existe una gracia, un no sé qué, un amor, que me da fuerzas para ir descubriendo que se puede vivir feliz sin tener que satisfacer tantas necesidades. Hay mucha gente que cree que si no tiene esto o lo de más allá no puede ser feliz. Y entonces, cuando quizás lo consigue tras muchos esfuerzos llega la pregunta: "¿Y ahora qué?¿Más cosas?".




- ¿Y usted se ha contestado esta pregunta?


- Vivir. No se trata de filosofar ni de hacer un discurso, Estás aquí ¿Qué más quieres? Respiras. Tu corazón palpita. ¿Qué importa ayer? ¿Qué importa el mañana? Estás aquí. Entonces ríe, ríe a reventar.
Tienes lo indispensable. No te hace falta ni más ni menos.

 


- ¿Cómo tomó la decisión de retirarse aquí?
- Generalmente acostumbro a contestar que no lo sé. No existe una explicación puramente racional, no es sólo la mente la que actúa, es toda una corriente de vida que toma formas diversas. Aunque, ciertamente, no se me hubiera ocurrido pedir permiso para vivir en esta ermita si no me hubiera precedido un monje, el padre Estanislau, que estuvo aquí hasta el año 1972 y que continúa viviendo como ermitaño en otro lugar. Lo que deseo únicamente es profundizar en mi conciencia. Y con este profundizar creo que estoy ayudando a todos los hombres; no sólo yo, sino todos los que lo hagan. También pienso que es importante encontrar aquella dimensión que te ayuda a realizar la comunión con todas las personas, y esta distancia que te separa de donde las personas viven juntas, conviven, en cierta forma te ayuda a comprender mejor que es eso de la convivencia y te hace sentir mucho más cerca de ellas, aunque de otra manera.
- ¿No resulta difícil soportar esta soledad?- Es algo que habría que preguntar al inquilino de uno de esos bloques anónimos, rodeado de centenares o miles de personas pero que vive una soledad realmente terrible. La soledad habita en el corazón. Yo no estoy en soledad. Es algo totalmente exterior al hecho de que yo es te viviendo en esta semicueva, en plena montaña. Si vives en plenitud no puedes estar solo. Estarás solo en el sentido de que no estás cerca de otros hombres, pero únicamente en este sentido. Para mí la auténtica soledad es la carencia, la ausencia de Dios, la ausencia de esta plenitud, este apuntar a la trascendencia...
- ¿Que la ha aportado hasta el momento su retiro aquí?- Paz, júbilo, silencio interior, desprendimiento o desapego de las cosas que pasan y ver cómo la fe, el amor, la plegaria, inciden realmente y se constata lo útiles que son.
- Hoy en día, ¿Cúal es la misión de las personas que, como usted, se dedican a la contemplación?- Como ya he dicho, pienso que la fuerza del amor, de la plegaria, tiene un efecto real en el mundo, y que cualquier hombre que decida profundizar en su interior y cultivar la vida espiritual más allá de la materia está ayudando a todos los hombres.
- A primera vista parece que existen numerosos puntos de contacto entre la contemplación, la mística cristiana y diversas corrientes religiosas orientales que han creado una nueva espiritualidad en la segunda mitad del siglo...- Sí. Existen. Por ejemplo, un autor medieval del siglo XIV, anónimo, posiblemente un monje cartujo, escribió un libro llamado "La nube del no saber", un tratado precioso de contemplación con postulados muy parecidos a lo que es la meditación Zen. El mismo San Juan de la Cruz aconseja para llegar a la unión con la divinidad practicar los mismos ejercicios que en la meditación trascendental, intentando vaciar la mente: "simple atención amorosa a Dios, sin ningún pensamiento concreto y particular", creo que dice. En mi caso fue Ramana Maharshi, un hindú a quien conocí a través de un libro en 1963, quien realmente me abrió un camino práctico a la interiorización. Ciertamente, existen muchos caminos en la tradición cristiana pero, por lo que sea, están es desuso. Ramana Maharshi era lo que en la tradición se llama un jivan mukti, un hombre sin mente. Ya no le hace falta hacer funcionar su mente porque Dios ha llenado su espíritu. El dice: "Cuando la luna -que sería la mente- es iluminada por el sol durante la noche, su luz te ayuda a ver, pero cuando el sol ilumina a la luna -esa luna de cuarto menguante que se ve durante el día- entonces no utilizas la luz de la luna para ver sino que ves directamente de la luz del sol, que no es la mente, es el si-mismo, el Yo de mi yo, la realidad de toda realidad de la cuál procede, por la cuál es creada tu mente".


- Le he oído decir, en otra ocasión, que en el budismo Zen se dice: "Si te encuentras con Buda en tu camino, mátalo". Y que además Raimundo Panikkar afirmaba: "Si te encuentras con Cristo en tu camino, cómetelo". ¿Que quería significar con ello?.- Exactamente nada. Hay respuestas que debe encontrar uno mismo. Pero sí te diré que el Buda al que hay que matar es el que se encuentra fuera de ti y delante, porque Buda sólo es interior. Igualmente comerse a Cristo significa interiorizarlo y dejarlo que viva por la fe, en tu corazón.
- Hoy en día hay una gran pérdida de la religiosidad, del sentimiento religioso; mucha gente vive de espaldas a la religión, ¿a que puede deberse?- Bueno, hablamos de todo el mundo como si el mundo sólo fuéramos nosotros, los señores de Europa y América, cuando hay muchos lugares donde hay mucha religiosidad y mucho fervor, mucho sentido de Dios. Ahora, en Occidente es cierto que se da esta falta de religiosidad. Yo creo que se debe, por una parte, a la sobrevaloración de las cosas materiales, de la comodidad, del dinero: por otra, a la sobrevaloración de la capacidad discursiva de la inteligencia racional sin un sujeto realizado, profundamente realizado. Esto lleva a un gran desarrollo intelectual y técnico que podrían comportar grandes beneficios, pero que es como si estuvieran en manos de un niño irresponsable. Me refiero, por ejemplo, a la energía atómica, que de momento se ha utilizado en la fabricación de armamento en un proceso totalmente irracional, en que el miedo al enemigo ha llevado a armarse hasta los dientes generando una gigantesca capacidad destructiva. Poco inteligente ¿no? Es lo que sucede cuando uno vive a nivel superficial, como se vive en la actualidad. Todo debe estar en proporción. No hay interior sin exterior, no hay fondo sin superficie, ni superficie sin fondo. Lo terrible es vivir la superficie sin ser consciente del fondo, como sería terrible ser consciente del fondo sin ser consciente de la superficie. También la religión puede vivirse a nivel superficial, porque en nombre de la religión se han cometido muchas barbaridades.
- ¿Piensa que a la religión le hace falta también una evolución?- No; le hace falta una profundización. En la religión no debe evolucionar nada, quien debe evolucionar es el hombre, que ha de encontrar sus raíces, las raíces de sí mismo, el origen, la fuente...
- ¿Que debería cambiar en la sociedad para que fuera mejor, más justa?- El corazón del hombre. Nada más. Así de simple. Pero es dificilísimo para muchas personas; lanzadas a una serie de inercias casi insuperables.
- ¿Puede haber un nuevo resurgir espiritual en Occidente?- Sí, claro. A medida que los hombres se vayan desengañando. El desengaño es una cosa muy positiva. Si vives engañado, desengañarte es una liberación. Deseo el desengaño total, de todos, y conforme los hombre se vayan desengañando surgirá la luz. Un desengaño en sentido positivo ¿eh?, para descubrir lo negativo del engaño y para que quede lo que no es engaño...

Texto tomado de la página Contemplatio: http://usuarios.multimania.es/contemplatio/

viernes, 11 de mayo de 2012

Los 153 Peces de la Pesca Milagrosa y el Rosario


Los 153 Peces de la Pesca Milagrosa  

         Jesús resucitado se aparece por tercera vez a sus discípulos. En el Evangelio de Juan 21:1-25 se dice: "Jesús les dijo: --Traed de los pescados que ahora habéis pescado.  Entonces Simón Pedro Subió y Sacó a tierra la red llena de grandes pescados, 153 de ellos; y aunque eran tantos, la red no se Rompió. Jesús les dijo: --Venid, comed". 


 Este pasaje evangélico está relacionado con otro método para ser sacados del "agua" e incorporarnos al cuerpo de Cristo, nos referimos al rosario. 
El rosario es un método que pertenece a la tradición contemplativa cristiana.  Sobre su estructura, Santo Tomás da las razones por las que explica el significado místico del número 150, que es el de las Avemarías del Rosario distribuidas en misterios, y del número 153, que es el del total de Avemarías del Rosario. 


En el proemio a su comentario de los Salmos, Santo Tomás dice: Hay ciento cincuenta salmos, y esto conviene a un misterio, porque este número se compone del setenta y ochenta. Por el siete, del cual toma su nombre el setenta, está significado el curso de este tiempo que se da en siete días; y por el ocho, de donde toma su nombre el ochenta, está significado el de la vida futura. En efecto, según la Glosa, la octava pertenece a quienes resurgen, y significa que en este libro se tratan las cosas que pertenecen al curso de la vida presente y a la gloria futura.


Y en su comentario a los 153 peces de la pesca milagrosa, el mismo Doctor afirma: Nadie puede llegar a la patria sino por la observación del Decálogo, ni puede éste ser observado sino por la septiforme gracia del Espíritu Santo. Pero se lee que la santificación ocurrió por primera vez el séptimo día. Diez más siete son diecisiete. Y si uno calcula en un orden de progresión por el que primero tome uno más dos que suman tres; y tres que suman seis, y cuatro que suman diez, y cinco que suman quince, y así sucesivamente sumando diecisiete veces el número inmediato superior, se llega al total de ciento cincuenta y tres. Esto es que puede ser expresado como la suma de todos los números enteros del 1 al 17:

153 = 1 + 2 + 3 + 4 +…+ 15 + 16 + 17

Esto significa que 153 es el decimoséptimo número triangular. Como su inverso, 351, también es un número triangular (suma del 1 hasta el 26) podemos decir que 153 es un número triangular invertible.



Para aquellos que les gusten las matemáticas, pues también encontramos curiosidades en las propiedades numerológicas del número 153:
 Es el número más pequeño que puede ser expresado como la suma de los cubos de sus dígitos:  153 = 1.1.1 + 5.5.5 + 3.3.3

 Los Padres de la Iglesia son unánimes en considerar al número 153 como un símbolo de la catolicidad de la Iglesia, porque es el número de la universalidad.
Además de ser el número de peces capturados por los apóstoles en la pesca milagrosa y también corresponde al número de personas que fueron convertidos en Tebes por la predicación de los apóstoles después de la Ascensión de Jesús, de acuerdo a las visiones de Ana Catalina Emmerich. San Agustín comenta que los 153 peces simbolizan a todos los elegidos.
 Como hemos dicho este número es el de las veces que se repite el nombre de Jesús y de María durante la recitación del Rosario.


En el Rosario, correspondiente a la recitación de tres  vueltas, la oración del Ave María se repite 153 veces. En la primera cadena, 53 Ave María, en el segundo y el tercero, 50 Ave Marías para la introducción de los primeros tres Ave María no se repite, lo que suma 153. El número de veces que se reza el Padre Nuestro es, a su vez, 17 veces. Y la suma de los primeros 17 números da 153. 



   Existen muchas casualidades aritméticas relacionadas con las propiedades simbólicas de este número.
El Espíritu Santo y sus dones están representados por 7, y 10 representa la ley alcanzado por la gracia del Espíritu Santo, formando un total de 17. Sumando los números del 1 al 17, se obtiene un total de 153. 


• La salutación angélica, el Ave María en letras latinas 153 incluye:

*Ave María, gratis plena (19)
Dominus Tecum o (12)
*que en mulieribus Benedicta (23)
 (y) Fructus Ventris Benedictus tui, Jesús (32)
  Sancta Maria, Mater Dei (19)
 Ora pro nobis, peccatoribus (23)
 Hora mortis y en Nunc nostrae (25)
No tiene en cuenta 'y' en 'y el Benedictus ", mientras que la combinación eufónica, mientras que el segundo' y 'en' y en Nunc Hora 'vincula expresamente el presente y el futuro.


Ventana triangular de la Iglesia de Santa María la Mayor de Valderrobres en Teruel-

• Las apariciones de la Virgen de Lourdes en 1858 se rigen por el número 153, tanto en el número de días en las estructuras de las frases habladas. Entre ellas se encuentran que la Virgen se le apareció dieciocho veces y él se derrumba 153 días entre el segundo y último evento del 14 de febrero 1858 al 16 de julio de 1858, un total de 17 apariciones en este intervalo.
• El tiempo de 153 días es que los acontecimientos de Fátima, 13 de mayo al 13 de octubre de 1917, donde la Virgen María aparece como la Virgen del Rosario.



• El ministerio de Cristo duró 918 días desde su bautismo hasta la fiesta de la Pascua. 153 x 6 =  918.  De alguna manera el seis es el número del trabajo.  Después de estos seis periodos de 153 días, Jesús se fue "a sentarse a la diestra de Dios". Finalmente, otros creen que el ministerio de Cristo duró 153 semanas.


• Algunos investigadores han contado cuántas personas fueron bendecidas de Jesús en el NT y se encontraron con 153. La lista comienza con un leproso (Mt 2,1). Ella va por el centurión y su siervo, y la madrastra de Pedro. En el medio están los 72 discípulos enviados de dos en dos y termina con la bendición de un hombre ciego de nacimiento y Lázaro, y, finalmente, María, Madre de Jesús (Jn 19:25).
• Contar en los meses solares, 153 días corresponden a la duración de la inundación, que es una imagen del bautismo.


 Gematria
• Agregar el valor numérico de la griega María, 152, con el alfa de Dios el Creador, 1, se obtiene 153, es decir, Peignot que Dios necesitaba a María a la obra de la salvación.
• El valor numérico de las palabras hebreas "Ha Beni Elohim", que significa "el hijo de Dios", es de 153.

El rosario es, de alguna manera, una espada por la cruz y una defensa por el escudo del círculo y no deja de tener sentido que la palabra נאבק luchar tenga un valor de 153. También las palabras brote (tsemaj)"...He aquí, yo traigo a mi siervo renuevo (tsemaj)." (Zac 3:8)A su vez otras palabras en hebreo que tendrían cierta relación con el rosario, tengan el valor de 17. Estas son  אגוז nuez, דיג pescador, חוג círculo, טוב mejor, bueno.

 Aparición del número 153 en la Biblia
• El número 153 se utiliza 2 veces en la Biblia.
• Se utliza el verbo rezar 153 veces en el Antiguo Testamento y la palabra oscuridad, 153 veces en la Biblia. Algunos estudiosos dicen que el nombre de Pedro es nombrado 153 veces en el NT.
  

 Nuestra Señora del Rosario Doloroso


Entre los Padres de la Iglesia Oriental y relacionado con este número me encontré a Nilo, el Asceta nació en Constantinopla, y su maestro fue el  San Juan Crisóstomo. Floreció alrededor del año 442. Poseedor de nobleza y de riquezas, tuvo el título de gobernador de la ciudad donde vivió. Sin embargo, en cierto momento, se despidió de todos y escogió la vida ascética, pasando a vivir en el monte Sinaí.  Dejó distintos escritos de los que me parece pertinente escoger es el "Discurso sobre la oración ," dividido en 153 capítulos. Focio se refiere al monje Nilo, con estas palabras: "Y he leído también un escrito del monje Nilo, dividido en 153 capítulos, en los cuales este hombre divino nos describe el tipo de la oración; e incluso muchos de sus escritos de gran valor, que atestiguan ya sea su perfección como su fuerza en los discursos. "
  El corpus de las obras de Nilo ha tenido mucha importancia entre los monjes y la espiritualidad oriental. 











sábado, 5 de mayo de 2012

Los mantos, el Tabernáculo y el Talit. Relación con la Basílica del Pilar


Los mantos, el Tabernáculo y el Talit

           Jesús en los Evangelios hace referencia a los tabernáculos en la parábola del mayordomo infiel, cuando aconseja, en lo que respecta al espíritu, mostrarse sagazmente en este tiempo para cuando termine… « Ser recibidos en los eternos tabernáculos».  También el Apóstol Pablo dice: «Deseosos de ser revestidos por nuestro tabernáculo, que es del cielo».
        De este deseo de ser  cubiertos por la magnificencia del Tabernáculo Eterno, nace, entre los devotos de la Virgen del Pilar, la tradicional costumbre de morir bajo su manto.  Reflexionando sobre el significado de estos mantos que presenta y cubren a la columna de la Virgen del Pilar, advertimos que asemeja una tienda de la más simple factura. De esta forma se puede llegar a establecer un posible vínculo simbólico con el preceptivo manto de oración de la tradición hebrea, llamado Talit.   


De hecho se entiende, en la tradición hebrea, que cuando uno se cubre con el talit, se han entrado en la tienda para encontrarse con Dios.   Esta Tienda es como la imagen de aquella que Jahveh manda construir en el desierto, y que se describe en Éxodo 25; 8-9. «Hazme un santuario para que yo pueda morar en medio de ellos. Te ajustarás totalmente, en la construcción de mi mansión y de su mobiliario, a los modelos que te mostraré.» Por esta razón el talit es también reconocido como " La Tienda  Pequeña". Además, según cierta exégesis rabínica, la palabra Talith consiste en 2 palabras hebreas: Tal que quiere decir Tienda e Ith que quieren  decir Pequeña. ¡En otros términos una Tienda Pequeña!
       Normalmente el Talit, mantón o capa de la oración, mide sobre 70 pulgadas de largo por 36 pulgadas de ancho. Está tejida sin costuras y de una sola pieza de tela.  La proporción o razón de los lados del Talit es similar a la razón geométrica de la planta de la Basílica del Pilar; 70 / 36 = 1’ 94 aproximado a la razón de dividir 62 / 32 = 1’93.
    
  
    La grafia hebrea para Talit (טלית) es casi la misma de la palabra Talit  (טליה)  que quiere decir un Cordero o una oveja joven. Se puede observar que el escudo del Cabildo presenta un cordero ante la columna,  posiblemente simbolizando que es en el centro o eje dónde se alcanza la inmortalidad o resurrección.  


 Además su raíz טל es común a varias con las que se víncula simbólicamente como טל que significa “rocío”, o también (טלה) que significa cordero, carnero, Aries; y  טלל  que significa techado sombreado y también mojado de rocío.  

 
                                          Escudo del Cabildo del Pilar                                  

     Sobre estas relaciones semánticas, podemos añadir que tanto San Jerónimo como Santo Tomás  de Villanueva escribieron sermones en los que comparaban el vellocino de lana de Gedeón como una señal o símbolo de la Virgen María; por ejemplo en el sermón sobre la Presentación se comenta: «El Gedeón celestial llenó una taza de rocío. Por consiguiente, como está la perla en la concha, así está el Verbo en el seno virginal».

                 
            El talit o manto de oración, hecho como se ordena en Números 15:38-41,  generalmente es blanco y está hecho de lana.  En los cuatro ángulos del manto están colocados unas franjas, las Titzit ( ציצית ) o flecos de lana que constan de 32 cordones anudados de acuerdo a una forma prescrita.

                                  Crucifixión de Chagall con Talit

   En “Los sermones de la Virgen”, Santo Tomás de Villanueva comenta: « Entre otras visiones, vio Isaías (Is. 6), al Señor sentado sobre un trono excelso y elevado. El trono es la Virgen, y los otros espíritus son el asiento de Dios. Llenó a los demás de sus dones, pero a la Virgen la llenó de sí mismo. Y las franjas de sus vestidos llenaban el Templo; esto es, a la Virgen».  Apreciemos que en consonancia con estas 32 franjas del talit y de de la visión de Isaías, a la columna de la Virgen la cubren y rodean  32 labras simbólicas realizadas en las 16 puertas de nogal y  le cubren las 32 esculturas de Ángeles, Doctores y Padres de la Iglesia que permanecen sobre el dosel de la Santa
Capilla.  Además  esta es soportada por 32 columnas de jaspe de Tortosa, piedra bastante similar a la columna de la Virgen.
   La capilla de la Virgen, también llamada “Cámara Angélica”, y en la que están representados los serafines, podría, como hemos sugerido, estar inspirada en la visión de Isaias que dice textualmente: «Ví al Señor sentado sobre un trono excelso y las franjas de sus vestidos llenaban el Templo. Alrededor del solio estaban los Serafines…»     

                                    

       Entre los escritos de estos Doctores y Padres de la Iglesia encontramos interpretaciones hermenéuticas relativas a la Virgen María que permiten establecer consideraciones históricas de esta relación que venimos tratando entre el Pilar y el Talit.  Por ejemplo Santo Tomás de Villanueva en sus “Sermones de la Virgen María”,  comenta: «Otro símil es el del vestido: bien, puede afirmarse que Dios se  ha revestido de la carne como de un vestido, y así, habla el Apóstol: Reducido a la  condición   de hombre. Así  Dios revistió  a la Virgen de  gracia,  y la Virgen  a su vez, le vistió de carne. 




Esta es aquella túnica polímita y talar de José, de la cual  fue despojado por sus hermanos, la cual mostraron al padre, exclamando éste: Una fiera ha devorado a José. (Los judíos, hermanos míos, despojaron a Cristo de su túnica talar en la cruz).   




Esta es también, aquella capa que el mismo José abandonó  en manos de la adúltera,  para no consentir en el adulterio; que es figura de Cristo dejando sus vestidos en poder de la sinagoga, no queriendo asentir a sus pecados. Esta túnica polímita, resplandeciente por la variedad de gracias, dones, virtudes,  etcétera, fue  tejida por las manos del Espíritu Santo en las entrañas de la Virgen como en un telar».


                        Anunciación de la Basílica con detalle del costurero

       También en otro texto comenta: «Tú sola aboliste las herejías de todo el mundo; ésta es la púrpura del Rey, de la cual fue hecho aquel vestido sin mancha y sin arruga, sin costura, tejida toda desde arriba, esto es, la humanidad de Cristo».  


                     En otros Padres de la Iglesia se puede observar como se tiene a la Virgen María como la tejedora de la "Tienda" del Dios Encarnado.  Por Ejemplo en la "Vida de la Theotokos" de Epifanio el Monje, una de las más antiguas biografías de la Virgen, comenta: "....se aplicaba al estudio de las divinas letras. Era motivo de admiración por las labores de lana y de lino, de seda y de hilo, que se destinaba para el Templo del Señor". Los Apócrifos también hacen referencia al trabajo manual de María, por encargo de los sacerdotes, en la confección de una cortina para el Santuario, habiéndole tocado en suerte las labores de escarlata y púrpura. En Protoevangelio de Santiago XI, 1-2  refiere que la Anunciación se produjo mientras hilaba la púrpura. En la liturgia de la Dedicacia se llama a María «Tabernáculo de Dios», pues en ella aparece la presencia divina como en su prefiguración o Shekhînah en el Judaísmo.


           El apóstol Pablo escribe en Hebreos 9: «No fue en un santuario hecho por las manos, réplica del verdadero, donde entró Jesús, sino en el mismo cielo para aparecer ante el rostro de Dios, a través del velo, esto es, por su carne».  Así mismo Origenes en la Homilía IX sobre el Éxodo dice: «Cada uno de nosotros puede construir también, en si mismo, un tabernáculo para Dios. En efecto, si, -como algunos antes de nosotros han dicho- este tabernáculo simboliza al mundo entero, y cada uno puede tener en sí la imagen del mundo, ¿por qué no podrá realizar en sí mismo cada uno de nosotros la imagen del tabernáculo?».
       


 En otro párrafo sigue diciendo: «Efectivamente, no en vano se nos dice de los antepasados que vivieron en tabernáculos. Yo interpreto en este sentido que Abraham, Isaac y Jacob habitaron en tabernáculos. Pues ellos construyeron dentro de si un tabernáculo para Dios, ellos que se adornaron con tan gran y tal esplendor de virtudes. Pues refulgía en ellos la púrpura, signo real, por lo que los hijos de Heth decían a Abraham: Tú eres entre nosotros un rey de parte de Dios. Resplandecía también la escarlata, ya que tuvo su mano dispuesta para inmolar su hijo único a Dios. Brillaba el jacinto cuando, mirando siempre al cielo, seguía al Señor del cielo. Y estaba igualmente engalanado con otras muchas cosas.    Así interpreto yo también el día de la fiesta de los tabernáculos que está prescrito en la Ley: un cierto día del año, el pueblo debía salir y habitar en tabernáculos, con ramos de palmas, y ramas de sauces y álamos y ramos de árboles frondosos.   La palma es el signo de victoria en la guerra que llevan entre sí la carne y el espíritu; el chopo y el álamo, tanto por su virtud como por su nombre son vástagos de la castidad. Si los conservas íntegramente, puedes tener las ramas de un árbol frondoso y nemoroso, que es la eterna y bienaventurada vida, cuando el Señor te haya puesto en un verde lagar, junto al agua del refrigerio, por Cristo Señor nuestro; a Él la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén».

  

          Desde hace relativamente poco tiempo,  los fieles aragoneses, además de hispanos y orientales filipinos tejen y donan mantos para cubrir la columna. Estos mantos se  utilizan diariamente según los colores litúrgicos,  excepto el día 2 de cada mes, por ser este el de la aparición de la Virgen María a Santiago. Actualmente y desde los años cincuenta los fieles,  movidos por la iniciativa del profesor Antonio Beltrán  y por ese espiritual instinto que los teólogos denominan «sensus fidei», realizan el doce de octubre la Ofrenda de flores a la Virgen del Pilar. Esas flores son como hilos de la trama de sus vidas con los que tejen  ese manto florido. Parece como si quisieran agradecer a la Reina de la tierra  sus favores con lo más bello que ella nos dispensa.  De este forma la madre o hermana tierra, como diría San Francisco de Asís, por medio del hombre y con él entrega sus rezos a su reina. 

                                            

                           Reconsideraciones

          Pasaré a describir más detenidamente el talit o manto de oración hecho como se indica en Números 15:38-41. Los talitot, plural de talit, generalmente son blancos y están hechos de lana, algodón o seda. Ya dijimos que las franjas o flecos están colocados en los cuatro ángulos del manto y constan de 32 cordones anudados de acuerdo a una forma prescrita. La bandera del Estado de Israel se basa en el diseño de este manto.   
      
    Las Titzit ( ציצית ) o flecos de lana se colocan por mandato bíblico en las esquinas de toda prenda que posee cuatro puntas Deuteronomio 22:12). Las Tzitzit ( tsitsit) poseen cuatro hilos que se pasan por un orificio en la esquina de la prenda y se doblan en dos, obteniendo de esta manera ocho hilos. Con el más largo de ellos se rodean los otros siguiendo un orden preestablecido: siete vueltas o bobinados y un doble nudo, ocho vueltas y un doble nudo, once vueltas y un doble nudo, trece vueltas y otro doble nudo. Antiguamente se colocaba un hilo tjélet, teñido con la tinta de un molusco de la costa de Fenicia, posiblemente el llamado murex, aparentemente tenía una tonalidad azulada o morada, pero con el tiempo su preparación se olvidó. 


Los intentos para identificar el verdadero ingrediente de la tintura quedaron inconclusos, y desde el segundo siglo EC, un hilo blanco ordinario fue el sustituto del azul. Hoy en día no ha sido posible precisar con exactitud el color ni la forma del teñido por lo cual no es posible cumplir fielmente con esta exigencia,  para preservar el simbolismo de un hilo de “sangre azul” que abrace a los demás hilos.  Quizás es por lo que se acostumbró decorar con franjas azules o negras la tela del Talit. (Esta unión del azul y del blanco como así también la forma del Talit inspiraron la creación de la bandera del movimiento Sionista que se transformó luego en la bandera nacional de Medinat Israel).

Al simbolismo del tejido, anteriormente comentado podemos vincular también el común uso de las cuerdecillas anudadas.  Este sistema de escritura ideográfica ha sido utilizada por los antiguos chinos, tanto que con ellas se constituían los «anales del imperio». Estas cuerdecillas eran del mismo género que las utilizadas por los antiguos peruanos y a las cuales daban el nombre de quipos. En todos los casos, incluyendo el procedimiento hebreo de los tzitzit, parece ser que mediante este sistema se expresaban  ideas complejas y esto se hacía posible por múltiples combinaciones de nudos y en las que el empleo de hilos de colores diferentes jugaba un importante papel.  


                                                              
                                              Talit con las Tzitzit


       Hoy en día los hilos de la Tzitzit. son todos blancos. Para cumplir con este precepto (mitzvá) durante todo el día los judíos observantes utilizan, además del talit ritual grande, que se utiliza en la sinagoga para las plegarias, uno pequeño (talit katán o arbá kanfot [cuatro vértices]), que se viste debajo de la camisa. El sentido de este mandamiento o mitzvá figura en la Torá: "El Señor habló a Moisés diciendo: Habla con los hijos de Israel, y les dirás que se hagan unas franjas (Tzitzit) en los remates de sus mantos, poniendo en ellos cintas de color de jacinto. Y viéndolas, recordaréis todas las mitzvot de Dios y las cumpliréis, y no os apartaréis yendo tras los impulsos de vuestros corazones y de vuestros ojos..." (Números15:37-39).  Hay quienes acostumbran dejar las Tzitzit. del talit pequeño afuera de la ropa, para recordar todo el tiempo el cumplimiento de las mitzbot, y besarlas al recitar este versículo durante la pronunciación del  Shemá Israel. Las mujeres están exentas de la mitzvá de Tzitzit.


      Para colocarse el talit se debe sostener con ambas manos, mirar la ataráh que es donde está bordada a menudo la bendición en la banda del cuello y recitar la bendición o berakháh:  «Bendito seas Tú, Señor, Dios Nuestro, Rey del Universo, porque nos santificas con los mandamientos y nos has ordenado usar los tzitzit».
       Se besa el final de la ataráh donde está la última palabra de la bendición bordada, precisamente la palabra tzitzit ( ציצית )  . Se envuelven los hombros con el talit, de forma similar a como se transportaba el cordero por el Buen Pastor, en la iconografía tradicional. Durante la oración privada es habitual cubrirse la cabeza con el talit.


         Como ya dijimos se entiende representativamente que cuando uno se cubre con el talit, se han entrado en la Tienda de la Reunión para encontrarse con Dios.    Recordemos que esta especie de tienda de campaña diseñada por el propio Moisés según un modelo de inspiración divina, guardaba el Arca, que hasta entonces los levitas transportaban a hombros siguiendo los desplazamientos del pueblo de Israel.    Posteriormente el Templo sustituiría al Tabernáculo, pero el tabernáculo es el modelo ideal  del  pueblo peregrino. Ya conocemos  la existencia en las Escrituras Sagradas de tres modelos ideales para los arquitectos: el Arca de Noé, el Tabernáculo del desierto y el Templo de Salomón.         
        En este paralelismo simbólico el cordón color jacinto y los demás flecos o tzitzit representan a las sogas o vientos que afianzaron la Tienda.   De alguna manera estos 32 cordones representan a la “rosa de los vientos”, que figura en la base del limbo interior de la brújula como una estrella de 32 puntas que señalan  las 32 direcciones celestes.

                                
 
           Desde este punto de vista la acción de colocarse el talit representaría, además de penetrar en el tabernáculo, el colocarse en el centro de todas las direcciones y por tanto en el eje o “Pilar”.  Las cuerdas de la tienda son las que fijan su estabilidad y la mantienen erguida, por lo tanto, el mantener las 32 vientos de la tienda y sus clavijas aseguradas, permite análogamente mantener las ideas firmes. Ya el libro de la Sabiduría ve en el cuerpo una tienda y en las cuerdas los pensamientos:  "Los pensamientos de los mortales son tímidos e inseguras nuestras ideas, pues un  cuerpo corruptible agobia el alma y esa tienda de tierra abruma al alma llena de preocupaciones" (Sab. 9, 14-15.).


                             La semejanza del cuerpo humano a la tienda la toma el apóstol Pedro en su segunda carta en la que dice: "Pues me parece justo el despertaros con mis amonestaciones, mientras estoy en esta tienda".( II Pedro 1-13).  También Pablo, constructor de tiendas, relaciona las imágenes de la morada y el vestido con el cuerpo cuando en la segunda epístola a los Corintios comenta: " Porque sabemos que si esta tienda, que es nuestra morada terrestre, se desmorona, tenemos un edificio que es de Dios: una morada eterna, no hecha por mano humana, que está en los cielos. Y así gemimos en este estado, deseando ardientemente ser revestidos de nuestra habitación celeste, si es que nos encontramos vestidos, y no desnudos. ¡ Sí !, los que estamos en esta tienda gemimos abrumados. No es que queramos ser desvestidos, sino más bien sobrevestidos, para que lo mortal sea revestido por la vida". Otra relación entre las cuerdas de la tienda y las vertientes de la sabiduría se encuentran en el libro de Job 4, 20-21, en el que escribe: «Para siempre perecen sin advertirlo nadie; se les arranca la cuerda de su tienda, y mueren privados de sabiduría.».  

             
             
           Sobre la creación del hombre las escrituras dicen: «Tú me has revestido de piel y de pelo, Tú me has afianzado con huesos y nervios» (Job 10: 11).
     En un contexto escatológico y relacionando las cuerdas de la “tienda” con las vías de la sabiduría o inteligencia,  el profeta Jeremías habla en nombre de Dios cuando dice: “Mi Tabernáculo ha sido saqueado, y todos mis cuerdas arrancadas. Mis hijos se han alejado de Mí. No hay quien despliegue ya mi Tabernáculo ni quien ice mis toldos. Porque los pastores lo han hecho mal y no han buscado al Señor; así no obraron cuerdamente y toda su grey fue dispersada.” (10, 20-21).


         Desde el punto de vista judío como cristiano, el Consolador o Espíritu Santo es un techado por su acción de cubrir con sus alas, los devotos son sumergidos en Él y envueltos en Su protección. Esto se actualiza de alguna manera con el acto de envolverse en el talit.
      En el cielo hay cuatro criaturas vivientes que están alrededor del trono de Dios. Las cuatro esquinas del Talit representan también esto. Así mismo son cuatro los vientos principales en la “Rosa de los Vientos” y cuatro los evangelistas que escriben "El Libro".

             Es así que el Pilar y la imagen de la Virgen obtienen un significado añadido al ser  soportes del Verbo y este a su vez del Espíritu Santo figurado como “la tórtola”.
   El talit utilizado como un techado es designado por la palabra Kanfot, o Kannaf (  כנף), palabra que también significa Alas y se traduce generalmente como tal. Recordemos que las Escrituras dicen que el Mesías tendrá la salvación en Sus Alas. (Malaquias 4:2) «Más para vosotros, los adeptos a mi Nombre, nacerá el sol de justicia, debajo de cuyas alas está la salvación; y saldréis brincando como becerros bien cebados fuera del establo».   Esta palabra se puede traducir también por extremidad , borde, falda, punta, remate, protección , amparo; como verbo se traduce como abrazar envolver, juntar,  rodear,  aletear y también engreirse.



            No se suele pensar en ello pero Jesús se vestía como tradicionalmente lo hacía un judío. En Juan 4:9 está escrito: «Entonces la mujer samaritana le dijo: ¿Cómo es que tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy samaritana?». ¿Cómo sabía la mujer samaritana que Jesús era judío? Posiblemente porque se vestía como un judío. En S. Marcos 6: 53-56, está escrito: «Terminada la travesía, llegaron a tierra en Genesaret y atracaron. Apenas desembarcaron, le reconocieron enseguida, recorrieron toda aquella región y comenzaron a traer a los enfermos en camillas adonde oían que él estaba. Y dondequiera que entraba, en pueblos, ciudades o aldeas, colocaban a los enfermos en las plazas y le pedían que tocaran siquiera la orla de su manto; y cuantos la tocaron quedaban salvados».
                                           


  
             La palabra "orla" y "borde", es la traducción de la palabra griega "kraspedá", y esta es es la traducción de la palabra hebrea "tzitzit", que es uno de los cuatro flecos que colgaban de las cuatro puntas del manto. Jesús tenía un manto largo que, se supone, llegaba hasta los pies. En este manto exterior estaban las cuatro tzitziot, o flecos.

     También en Mateo 9:20 está escrito: «Y he aquí una mujer que había estado sufriendo de flujo de sangre por doce años se le acerco por detrás y tocó el borde de su manto.». Cuando esta mujer tocó los flecos del manto del Mesías ella se estaba aferrando a la Palabra del Señor. Y eso trajo salud a su cuerpo.

     La túnica que, durante la crucifixión , fue sorteada entre los soldados era de una sola pieza y sin costura por lo que bien podría haber correspondido al manto de oración o talit.  Juan 19:23-24.  
Aunque inexacto según la tradición y la escritura hemos insertado la crucifixión del pintor judío Chagall, pues este lo representa con el talit, y seguramente para el no esta exento de significado.
            Existe una interpretación tradicional o kabalística del tzitzit o fleco que expresa un significado muy profundo. El tzitzit, como hemos dicho, está compuesto por cuatro cuerdas, tres cortas de igual longitud y una larga teñida la cual se llama shamash y es la que va a ser tejida alrededor de las otras tres. El shamash se enrolla espiralmente siete veces sobre las otras cuerdas y luego se hace un doble nudo, después se vuelve a enrollar 8, 11 y 13 veces más separándolas con nudos dobles respectivamente y se finaliza el tejido con otro doble nudo de modo que la tarea será tener 7, 8, 11 y 13 rollos entre los doble nudos.


    La interpretación del significado de este fleco anudado tiene su base en la gematría cabalística,  procedimiento que relaciona palabras con el mismo valor numérico, y por el que puede obtenerse en algunos casos, la solución de cuestiones de orden doctrinal.  Esta solución se presenta a veces con marcada forma simbólica. Gematria es una palabra  de origen griego derivada de grammareia (de grammata. ).    Este procedimiento interpretativo era conocido y utilizado por los evangelistas como podemos inferirlo del texto de Apocalipsis 13, 17 ( …marca o nombre de la bestia, o el número de su nombre). 
De tal manera que  en cada uno de los enrollamientos se  representa a una letra del  Santo Nombre del Señor, tenemos pues que la suma de 7+8 son 15 que en letras hebreas son iod y he que son las dos primeras letras del Tetragrámaton (YHVH), luego 11 que son vau y he la tercera y cuarta letras del Nombre.


           Entonces los tres primeros enrollamientos ''deletrean'' el Nombre y el último que es 13 equivale gemátricamente a la palabra ehad (אחד) que significa único y ahavah ( אהבה) que significa amor.
           Deducimos finalmente que de todos los enrollamientos y separaciones por nudos podemos realizar la siguiente lectura: Dios es Único y Dios es Amor. Y también significativa es la lectura de la sumatoria de los tres primeros los números 7+8+11 que dan un total de 26 que es a su vez el total de la sumatoria de los valores de las letras del Santo Nombre (10+5+6+5=26) quedando el 13 para la palabra ehad o ahavah, nuevamente: Dios es Único y Dios es Amor .

                  

        También podemos comprobar que la suma de todos los números de los rollos ( 7 + 8 + 11 + 13 ) es igual a 39 que corresponde al número de latigazos prescritos por la ley judía y que se supone serían sufridos por Jesús, aunque los ejecutores romanos no estaban obligados a seguirla. A pesar de que no es probable que Jesús recibiera este número de latigazos por los vestigios que aparecen en la sindone de Turín, no deja de tener un carácter significante sobre todo si recordamos las palabras de Isaias 53: 4-6 diciendo:
«¡Y con todo eran nuestras dolencias las que él llevaba
y nuestros dolores los que soportaba!
Nosotros le tuvimos por azotado,
herido de Dios y humillado.
Él ha sido herido por nuestras rebeldías,
molido por nuestras culpas.
Él soportó el castigo que nos trae la paz,
y con sus cardenales hemos sido curados.
Todos nosotros como ovejas erramos,
cada uno marchó por su camino,
y Yahvé descargó sobre él
la culpa de todos nosotros».


         Como se sabe y hemos dicho todas las letras hebreas tienen un valor numérico La palabra tzitzit (תיציצ) tiene un valor numérico de 600. Tau = 400; Iod =10; Tsade = 90; Iod =10; Tsade = 90; total = 600. Los flecos tienen 5 nudos y 8 cordones, que si los agregamos a los 600, sumarán 613 que iguala al número de los mitzvot o preceptos de la Torah.
En el Apocalipsis capítulo 19 vemos que Su nombre está escrito en Su vestido ensangrentado (el talit), y Su nombre es " La Palabra de Dios que en S. Mateo 5: 17-19. dice:
«No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Os lo aseguro: mientras duren el cielo y la tierra, no dejará de estar vigente ni una i (iod) ni una tilde de la ley sin que todo se cumpla.»

                                       Dibujo de Maimónides

       Todavía existen más interpretaciones hermenéuticas sobre el talit y el tzitzit, que nos permiten encontrar interpretaciones  referidas al Mesías y por tanto con Jesús. Hemos visto que el tzitzit tiene 8 cordones y el 8 es el Número del Mesías porque, según el profeta Samuel, David fue el 8 Hijo de Jesse (1 Samuel 16:10-11) y el Mesías debía ser de la semilla de David.
       Pero posiblemente la interpretación más importante está basada en que la suma de los cordones de la cuatro esquinas del manto o talit es el número 32 ( 4 x 8 ) y este es el valor numérico o gemátrico de la palabra Corazón, Leb en hebreo (  לב ) lamed = 30; bet = 2. De tal forma que se podría decir que ¡En el mismo corazón del Tzitzit se encuentra el Mesías!
         
                  Estas concepciones simbólicas que señalan un camino no contradicen lo que las Escrituras enseñan sobre que el Espíritu no sólo quiere morar entre nosotros, sino El quiere morar en nuestros corazones. Su nuevo pacto está dentro de nuestros corazones y nuestras mentes. Cuando recibimos a Jesús en nuestros corazones, nuestros cuerpos llegan a ser templos del Espíritu Santo. No tenemos que ir a un cierto lugar para adorar, ni siquiera al Tabernáculo. Podemos adorar a Dios dondequiera que estemos. La adoración verdadera es en espíritu y verdad.


        A propósito de estas indicaciones, Santo Tomás de Villanueva comenta en sus escritos: «Pero, ante todo, date cuenta que jamás penetrará el Señor Jesús en el hospedaje de tu corazón, si no halla dentro a tu alma como huésped. Una mujer, por nombre María, le hospedó en su casa  (Lc 10. 38). No se aloja Jesús en morada alguna sin el beneplácito del huésped; si el alma anda rondando por fuera, difiere la entrada hasta que el huésped retorne. Por consiguiente, si deseas darle alojamiento, sábete que has de habitar antes dentro de ti mismo».
Retrato de Abraham Abulafia

     En el Evangelio dice Jesús: «En cuanto a ti, cuando ores, entra en tu aposento y, cerrada la puerta, ora a tu Padre». (Mateo 6,6). También, sin que haya contradicción, el Apóstol Pablo dice: «Ora en todo lugar». Para orar en todas partes y siempre en tu aposento, los hebreos lo simbolizan mediante  el talit  katan  que permite llevar siempre el “Tabernáculo”.  San Ambrosio en su escrito sobre los Misterios dice textualmente: «En todas partes tienes tu aposento. Aunque estés entre gentiles, aunque estés entre judíos, tienes en todas partes tu secreto. Tu aposento es tu espíritu. Aunque estés en medio de la muchedumbre conservas, sin embargo, en el hombre interior, tu secreto y recóndito aposento».